sábado, diciembre 09, 2006

El Camino de Expocomic: Crónica acelerada de un viaje en el que nada salió como estaba planeado.

Ya me gustaría a mí poder decir que el viaje Valencia-Madrid-Albacete-Valencia resultó tan agradable como el de Almería.

El fin de semana del salón de madrid iba a ser la culminación de un montón de planes y proyectos que venía preparando desde hacía tiempo.

El sábado por la mañana asistiría a una importante reunión convocada por la Asociación de Autores de Comic de España á la que estaban convocados editores, estudiosos y asociaciones de profesionales o afines al mundo de la historieta. Los de la junta de A.A.C.E. llevábamos meses planeando esa reunión.

El mismo día por la tarde firmaría, en el stand de Astro City del salón del comic de Madrid, ejemplares de "La Conjura de Cada Miércoles", recién publicado en españa por Planeta DeAgostini.

El domingo viajaría a Albacete donde, ya el lunes, presentaría la cuarta novela de mi madre, "El Camino de los Locos", cuya introducción iba a ser, a partes iguales, divertida y emotiva.

Uno no puede hacer planes.

La noche del viernes, el stress acumulado, la tensión y, probablemente, un maldito licor de hierbas que me pilló desprevenido hicieron que enfermara y pasara una noche como hacía años que no pasaba.

El resultado fué que, finalmente, no pude ir a la reunión que la asociación a la que pertenezco había convocado.
Afortunadamente Entre Juan Espadas y Oscar Camarero (miembros de la junta) pudieron capear el temporal con la colaboración del bueno de Nacho Casanova (F.A.D.I.P.) y de Miguel Angel Teso (A.P.I.M.). Gracias, amigos.
Me alegro de ser completamente prescindible, pero me cabrea no haber podido asistir a algo que llevaba tanto tiempo esperando.

Ese día, al menos, tuvo algo positivo. La sesión de firmas de Astro City fué estupenda y tuve el placer de conocer, al fin, a Raúl Sogun, el encargado de la sección de comics del programa "La Rosa de los Vientos" de Onda Cero.

Mi estómago me convenció, aquella noche, de obviar la cena organizada por Expocomic (gracias por invitarme, chicos) tomar algo con algunos amigos de A.A.C.E. e irme temprano a dormir.

El lunes me esperaba otra sorpresa en Albacete.

Apenas llevaba un par de frases de la presentación que había escrito para lo de la novela de mi madre cuando me doy cuenta de que la gente se está levantando de las sillas y se dirigen hacia una de las asistentes, la cual está teniendo una crisis en ese momento.

La ambulancia llegó y el acto fué suspendido.

Lo siento, sobre todo, por la pobre mujer (que parece que se está recuperando) pero también por mi madre que vió como se suspendía la presentación sin que hubiera podido decir una sola palabra a sus lectores.

¿Quién me mandaría moverme de mi estudio?

9 comentarios:

Re4nimeit dijo...

Joder Sergio que mala suerte :-(.

Sergio Bleda dijo...

En fin. Las cosas hay que tomarlas como vienen.

AnnaRaven dijo...

Hay dias asi.Mis amigos dicen que, a veces, soy demasiado optimista.
Pero la fuerza sale de recuperarse de jornadas horribles como esa.
No hay palabras que te quiten la bestia de ochocientas patas que clava sus garras en el corazon y te retuerce las tripas cuando piensas en lo que ha pasado, pero...aqui hay un truco:
Los buenos momentos los recuerdas fantasticos porque te sientes bien, y la unica razon por la que tu cuerpo y tu mente (incluso tu espiritu) reconocen esa sensacion es porque tambien han estado en el lado oscuro de la balanza. Ademas, todos sabemos que siempre hay una temporada en la que las cosas salen mal, cada anho, cada semestre...siempre hay una temporada mala.
Asi que piensa que tu temporada mala por un largo periodo de tiempo ya ha pasado. Ha sido horrible pero ya esta, ahora solo queda disfrutar de todas las cosas buenas durante dias y dias y dias y dias y dias.
Un besote.
Anna

Sergio Bleda dijo...

Tienens mas razón que un santo, amiga Anna.
Muchas gracias por tus ánimos.

Eso sí, la temporada buena que me espera va a tener que ser la repera para compensar todo esto :)

Anónimo dijo...

Ah, amigo Sergio, me he reido un poco, supongo que desde fuera se ve muy comico todo esto, pero no para el que lo recibe.

ZECO dijo...

Se me olvidó poner el nombre (salió usuario anonimo).

Sergio Bleda dijo...

Ríete cuanto puedas, Zeco, al menos es una forma sana de reconvertir algo negativo en positivo.
Además se que tu no lo haces con malicia.

Bueno y seguro que dento de un par de años yo también me río :)

Antonio m dijo...

No, si esta semana todo el mundo la ha pasado chunga! Debe haber un nubarron gafe sobre Eppaña.

Me solidarizo contigo, manda huevos prepararse 2 actos tanto tiempo y que se vayan al garete.

Que te mejores!!!

Sergio Bleda dijo...

Al menos no compré mi billete en Air Madrid :)