miércoles, enero 13, 2021

30 años de Saurios... y más.

 

Hoy, 13 de enero de 2021, se cumplen 30 años de la publicación de mi primera tira de "Los Saurios", lo que marcaría el inicio de mi trayectoria profesional.

Una fría mañana, supongo que a finales del año 1990 mi madre decidió presentarme a Demetrio. 

Nunca le he preguntado por qué fue precisamente entonces, y no antes cuando decidió hacerlo. Hacia poco que había abandonado mis estudios y supongo que se hartó de verme dando tumbos de un lado a otro con mis dibujos sin saber muy bien qué hacer con ellos, así que me llevó a un edificio situado en el centro de la ciudad. En ese edificio había una tienda de juguetes llamada “Didó”, que siempre me fascinó, además de una discoteca cerrada hacía tiempo (pero que a finales de los setenta debió de ser la monda) y un par de tiendas de decoración de esas que viven de venderle a algún pudiente caprichoso una mesita horrible o cierto tipo de lámpara a alguna señora casada con el dinero de algún médico. 

Lo que yo no sabía era que en ese mismo edificio se encontraba además la redacción del semanario regional “Crónica”.

Allí fue donde conocí a Demetrio Gutiérrez Alarcón. La primera persona que me dio una oportunidad.

Demetrio Gutierrez Alarcón.

El tal Demetrio había dirigido uno o dos periódicos para los que había trabajado mi madre como redactora (creo recordar que uno de ellos era “La voz de Albacete”) y su idea era que le mostrara algunos dibujos míos para intentar colarme. El sueldo era lo de menos, yo solo quería poder demostrarle al mundo lo que era capaz de hacer, la verdad es que por aquel entonces no era capaz de hacer demasiado, pero en fin algo había. 

Entré con ella en el piso en el que el señor Gutiérrez tenía su despacho, el resto de la redacción, almacén y, sospecho, vivienda. Mientras yo esperaba en el despacho de este hombre, mas nervioso que un flan, todo hay que decirlo, mi madre entró acompañada de una mujer (¿secretaria?, ¿esposa?...) y volvió al rato con el susodicho. Ambos mantenían una animada conversación. 

Mi madre nos presentó, nos dimos la mano y el comenzó a mirar mi trabajo.

Como cualquier dibujante sabe, el momento en que la persona que tiene el poder de decidir si va a darte o no un empleo mira por primera vez lo que has seleccionado para ese fin, es sin duda el peor. Un cosquilleo casi imperceptible te recorre de arriba a abajo, notas como tus pies no están todo lo unidos al suelo que quisieras y te dices a ti mismo una y otra vez: “No debí haber traído ese dibujo”. “Ni ese”. “Dios, ¿cómo he sido tan imbécil de traer ese otro?”.

Es como haber entrado voluntariamente en una cámara de tortura de las “SS” con la esperanza de salir de allí con una recomendación del mismísimo Hitler.

Afortunadamente esta vez salí bien parado. Demetrio dijo que mi trabajo era “publicable”. Seguramente, si hoy en día un editor dijera eso de un proyecto que acabo de presentarle, como poco colgaría el teléfono sin mediar palabra y luego ahorcaría a su perro en su garaje o pagaría a alguien para que le atropellara con una vieja camioneta. Sin embargo eran otros tiempos, yo no había publicado ni una miserable caricatura en toda mi vida y esa palabra me sonó a gloria bendita. Puedo jurar que oía a los ángeles y arcángeles cantando el Aleluya mientras Demetrio decía: “publicable”. Era lo mas bonito que me habían dicho nunca.

Me preguntó si sería capaz de entregar una tira todos los martes y yo le dije que sí, por supuesto. Si en ese momento me hubiera pedido veinticuatro tiras diarias le habría dicho lo mismo. Y si me hubiera preguntado si estaba dispuesto viajar hasta el Tíbet, arrancarle la túnica al mismísimo Dalai Lama y traérsela envuelta en papel de regalo la respuesta también hubiera sido afirmativa.

Bueno, la cosa ya estaba hecha, tenía un trato, ahora solo necesitaba algo que poner en esas tiras. 

Tiempo atrás me habían regalado un pequeño dinosaurio azul de  escayola que sujetaba una pancarta en forma de corazón rojo. A mí siempre me habían gustado los dinosaurios, y dio la casualidad de que cuando estaba dándole vueltas al asunto de las tiras lo vi. 

Hace exactamente 30 años, el 13 de Enero de 1991 mi madre, Vivi,  la canguro de mis hermanas y mis propias hermanas, entraban en mi habitación para despertarme mientras decían sonrientes: “¡Ya ha salido, Sergio!, ¡ya ha salido!”.

Aún con legañas en los ojos, encendí la luz de mi mesita, me puse las gafas y sostuve entre mis manos el ejemplar de “Crónica” que contenía mi primera tira publicada en un periódico.

Tenía 16 años.

Ese despertar, junto con el del día del cumpleaños en que me regalaron un Geyper-man, fue uno de los despertares mas maravillosos que había tenido hasta entonces.

Primera tira de "Los Saurios" publicada en el semanario "Crónica de Albacete"

Y desde aquel momento no he dejado de trabajar. He tenido épocas mejores y épocas peores. He cosechado éxitos y padecido fracasos, pero nunca he soltado el lápiz. Ni en mis peores momentos. Sobre todo en mis peores momentos.

Este año me gustaría reeditar todas las tiras de Los Saurios en un sólo volumen con comentarios y todo tipo de extras. Ahora mismo estoy ocupado con Ruina Montium, pero en cuanto acabe esa será mi prioridad.

Puede que no sean todas buenas, que algunas se queden en "publicables" y que haya otras directamente horribles. Pero todas forman parte de mi historia y creo que merecen un poquito de atención.

Es verdad que en el año 1993 ya edité un recopilatorio (Los Saurios; Evolución") con las mejores. Pero faltan todas las que se publicaron hasta el año 1995 y algunas que se quedaron sin recopilar.

Cubierta y contracubierta del recopilatorio de "Los Saurios".

De este modo, si todo sale bien, Los Saurios volverán a descongelarse, aunque sólo sea por un momento, para recordarme que todo comenzó con ellos.

Brindo por otros 30 años entre pinceles y ¡larga vida a Los Saurios!




domingo, enero 03, 2021

Del 2020 al 2021

No recuerdo otro año que la gente tuviera tantas ganas de abandonar como el 2020. 

El día de nochevieja un mendigo que pedía dinero a la puerta del Mercadona repetía una y otra vez "¡Que le den al 2020!" y quienes se acercaban a darle una moneda, o  simplemente en ese momento pasaban por su lado, le daban la razón de manera efusiva. 

Como si el hecho de pasar de un calendario al otro fuera a solucionar todos nuestros problemas. ¿Qué pensarán los seguidores del Islam, que siguen en el año 1441 y cuyo cambio de año no es hasta dentro de unos meses? ¿o los judios, que viven en el año 5780? ¿o los chinos, que cambian de año según los ciclos lunares? ¿y los hindú o los etíopes? ¿qué significará para ellos el paso del 2020 al 2021?

Yo no creo que pasar la hoja del calendario implique necesariamente un cambio sustancial. Como he leído por ahí, "no es el calendario el que tiene que cambiar, es usted"

Pese a todo dividimos las horas en minutos, los minutos en segundos, los años en meses y así podemos  auto-imponernos metas y horarios que cumplir, y fingir que organizando nuestro tiempo tenemos cierto control sobre nuestras vidas. Nos marcamos objetivos aun sabiendo que no por mucho madrugar amanece más temprano, y que todo llega exactamente cuando tiene que llegar. O, sencillamente, no llega.

Es cierto que 2020 ha sido un año terrible, con miles de muertos e infectados por COVID19 (mi propia hija lo pasó, afortunadamente sin síntomas de ningún tipo) y que hemos perdido libertades (que ya veremos si recuperamos). Hemos perdido los abrazos y escondido la sonrisa. Hemos dejado de reunirnos con nuestros seres queridos pero no hemos dejado de consumir. El sueño del capitalismo hecho realidad. Seguimos gastando dinero (el que lo tiene, claro) pero no tenemos prácticamente posibilidad de protestar por nada.

El gobierno, mientras tanto, saca al ejército a la calle cuando le da la gana y miente por televisión. Y se gasta el dinero de las mascarillas de la gente en comprar tanques.  Entre enero y julio de 2020, durante el primer semestre del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, las operaciones autorizadas de venta de armas alcanzan un nuevo record y se disparan hasta los 22.544,8 millones, lo que supone un aumento del 650% y una cifra superior a la suma de 2018 y 2019 juntos (21.493 millones). Las corbetas de la empresa española Navantia bloquean el acceso de ayuda humanitaria a los puertos de Yemen para que la población se muera de hambre. El gasto en I+D militar triplica al destinado a la investigación sanitaria en los Presupuestos Generales del Estado de 2021. Según MONCLOA.com, el Ejecutivo ha destinado 31.000 euros para comprar material antidisturbios, especialmente cascos pesados con pantalla para la Guardia Civil, justo los que se emplean para disolver protestas o manifestaciones violentas, como las que sucedieron en Cataluña hace un año.

Ah, y el ministro Garzón dice que las bases militares americanas generan puestos de trabajo. 

Pero, en fin, no quisiera quedarme sólo con lo negativo. 

Prefiero recordar el 2020 como el primer año que un editor me invitó a ir a Angouleme (había estado antes, pero pagándomelo de mi bolsillo). Fue el editor de Tabou y pude estar allí firmando "Il faudra me passer sur le corps" con la magnífica autora Katia Even, quien había escrito el guión de este cómic que tuve el placer de dibujar. Ya preparamos el siguiente.


También fue el año que salieron a la calle "El baile del vampiro: REDES" y "Fetishbrush: The erotic art of Sergio Bleda", títulos que pude financiar con el apoyo de mis lectores gracias al crowdfunding realizado el año anteior.

"Redes" ha supuesto no sólo el regreso de mis personajes más populares a las viñetas, también la creación de mi propia editorial autogestionada en la que, espero, en el futuro publicaré muchos otros títulos, y no sólo de temáica vampírica.

Su tirada, por cierto, está practicamente agotada. Fue presentado en Generación X y en Bangarang (con expo incluída)



Otro crowdfunding, el de "Ruina Montium", también salió adelante este año. Sus páginas están ahora en mi tablero y llegará a las manos de los lectores que lo han hecho posible en unos meses. En mayo si todo sale según lo previsto.

En 2020 salió a la venta mi curso de Doméstika de acuarela para cómic e ilustración. El segundo que realizo para esta maravillosa empresa  que tantas alegrías me ha dado (y me sigue dando)

Y mis originales se siguen vendiendo a través de la web de Corner4Art que Sergio, Mafer y su equipo llevan de manera tan profesional.

También tuve, ya hacia finales de año, una estupenda exposición en La Nau que nació en las Jornadas de cómic de Valencia de la Asovalcom y que estuvo expuesta durante tres meses. En ella mi obra compartía sala con Manuel Benet y con un montón de originales de Bruguera.


También hice varias portadas para Ulthar, la revista de Fantasía y Ciencia Ficción de mi amigo, mi hermano, Alberto López Aroca que ya va por el número 14.

Y seguro que hay más cosas que se me olvidan.

En fin, que no puedo decir que profesionalmente me haya ido mal. Todo lo contrario. En ese sentido ha sido un año bastante bueno. Y eso a pesar de no haber realizado los viajes previstos ni de haber promocionado mis obras en convenciones aplazadas indefinidamente por motivos de salud pública.

Respecto a lo personal, mi Bel sigue mimándome y sus fotografías son cada vez mejores(aquí podéis ver su WEB) Mis hijos tienen salud y, en general, creo que mi familia es bastante feliz. Mis amigos me siguen haciendo sentir una persona muy querida. Mi madre sacó nueva novela (para la que realicé una cubierta) y pudo presentarla aunque fuera con menos aforo del acostumbrado. 

La verdad es que ha sido un año intenso como pocos, de eso no hay duda.

Parece que el nuevo año genera tanto miedo como esperanza. Una mezcla difícil de asumir.

En fin, como decía el padre de Flashman: "Si, ¿eh?.Bueno, ya veremos..."

En cualquier caso feliz 2021 a todo el mundo. Que sea tan bueno para todos como todos esperan.

Les dejo con mis felicitaciones de este año. Este año son tres. Una vampírica, otra guarrilla y hasta una foto de mi Bel, para que tengan donde elegir.




martes, noviembre 10, 2020

La leyenda del hombre que dibujaba mientras dormía

Tengo la teoría de que la repercusión de la muerte de un artista en los medios de comunicación generalistas depende sobre todo de dos factores. Uno: el dinero que generaron sus obras mientras las realizaba. Y dos: el dinero que estas generan en el momento de su fallecimiento. Esta última mucho más importante que la anterior.

Resulta bastante frustrante hablar de un autor que acaba de fallecer y del que, seguramente, la mayoría de jóvenes talentos que luchan ahora desde sus tableros (o su wacom, su cintiq, o lo que se utilice ahora) por abrirse camino en el mercado (?) editorial ni habrán oído hablar. Así de injusta es esta industria (?) que exprime a quienes la levantan y luego los olvida.

El señor Miguel Quesada fue un dibujante de historietas muy importante. Tal fue su importancia que fue el primer historietista en recibir la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes que otorga el Ministerio de Cultura, en el año 2000. Un año después de recibir el Gran Premio del Saló del cómic de Barcelona.

Pero, como saben quienes me conocen, la importancia que le doy a los premios y las medallas no es excesiva. Para mi Miguel Quesada fue muy importante porque, además de ser paisano mío y una persona encantadora de trato amable y dulce sonrisa, es uno de esos dibujantes de antaño que curraban como mulos para sacar adelante una industria floreciente llenando las estanterías de pequeñas obras de arte.

Fue importante porque era un obrero del lápiz y la plumilla. Por las viñetas que dibujó a lo largo de toda su vida. Porque sin personas como él quienes hoy nos dedicamos a esto probablemente no lo haríamos. O lo haríamos de otra manera.

A Miguel Quesada le gustaba contar una anécdota sucedida que en una época en la que el exceso de trabajo le tenía en vela a menudo. Contaba que, en cierta ocasión, era tarde y llevaba ya muchas horas trabajando. Era de madrugada y hacía horas que todos se habían ido a la cama, pero las fechas de entrega le empujaron a quedarse un poco más acabando unas viñetas. El agotamiento pudo con él. Hasta el punto que no pudo evitar caer rendido sobre el tablero de dibujo sujetando aún el lápiz en la mano. Cuando despertó miró la página en la que había estado trabajando y descubrió atónito que algunas viñetas que estaban sin dibujar cuando se había dormido aparecían ahora totalmente acabadas como por arte de magia. ¡Las había dibujado mientras dormía!

Un fuerte abrazo, Miguel. Que la tierra te sea leve. Y que, estés donde estés, te dejen por fin descansar sin pensar en plazos de entrega ni facturas. Que puedas dormir a pierna suelta y que si dibujas lo hagas únicamente por mero placer.

Has sido un dibujante. Ahora eres una leyenda.

(Fotografías de Quico Díaz en la inauguración de la muestra " "Un siglo de tebeos. Retrospectiva de la Historieta en la Comunidad Valenciana (1913 - 2013)" en el año 2013)

LINK a la ficha del autor en TEBEOSFERA

jueves, octubre 01, 2020

10 DATOS SOBRE MAFALDA QUE QUIZÁ NO SEPAS

El fallecimiento del genial autor Joaquin Salvador Lavado Tejón, más conocido como Quino, nos ha sobrecogido a todos. La desaparición de uno de los mejores humoristas gráficos que ha conocido la humanidad y, creador del popular personaje Mafalda, ha dejado un hueco que será imposible llenar.

Me gustaría compartir una serie de datos sobre su personaje más famoso que quizá no sepan.

1- Aunque se trate de un personaje que todavía sigue presente y sus tiras, traducidas a más de treinta idiomas y reeditadas continuamente, gocen todavía de una vigencia asombrosa, sus aventuras se publicaron entre los años 1964 y 1973.

2- A pesar de que muchos la consideren un icono contra el capitalismo el personaje de Mafalda fue originalmente creado para promocionar, de manera encubierta, la marca de electrodomésticos Mansfield, de la empresa Siam Di Tella.

3- El nombre del personaje, así como el del resto de la familia, debía tener la letra “M” como inicial por imperativo de la agencia que hizo el encargo. Quino lo tomó de la película de David Viñas “Dar la cara” (1962), en la que aparece un bebé así llamado.

4- A diferencia de autores como Shultz (Peanuts), que hicieron perdurar las tiras apoyándose en un equipo de guionistas y dibujantes, Quino se resistió siempre a perder el contacto personal con su creación. Así, en junio de 1973 decidió dejar de dibujar nuevas tiras convencido de que no podía continuar haciéndolo sin repetirse.

5- Quino realizó una tira que debía incluirse en el disco “El sur también existe”, que musicalizaba poemas de Mario Benedetti, por encargo directo de Joan Manuel Serrat. Cuando Quino lo entregó el disco ya había comenzado a distribuirse, por lo que nuca llegó a incluirse. Según palabras de Quino aquello “fue el producto de un equívoco entre un catalán y un andaluz” (Sus padres eran originarios de Fuengirola, Málaga)

6- Tres de las primeras tiras originales fueron publicadas en el suplemento de humor de la revista “Leoplán”, creado y dirigido por Miguel Brascó. Brascó las publicó convencido de que el personaje de Mafalda era un homenaje a “Periquita”, el nombre con el que se conocía a Nancy, creada en 1922 como personaje secundario de la tira de Fritzi Ritz iniciada por Larry Whittington y continuada tres años después por Bushmiller.

7- Mafalda debuta oficialmente el 29 de septiembre de 1964 en “Primera plana”. Dejó de publicarse en esta revista cuando en Marzo de 1965 un diario del interior solicita la tira para publicarla. Al intentar Quino retirar los originales para comenzar a enviárselos se entera que Julian Delgado, el editor del semanario, considera de su propiedad las tiras publicadas. Quino logra que un empleado del archivo le diera esos originales en mano, pero aquello supone la ruptura definitiva con esa publicación y su editor.

8- El físico del personaje de Felipe está inspirado en el del periodista argentino, fundador de la agencia de noticias “Prensa Latina”, Jorge Timosi.

9- Al tratarse de un personaje tan popular diversas agrupaciones han tratado de apropiársela. En 2018, en ocasión del debate por la legalización del aborto en Argentina, autores anóimos dibujaron a Mafalda con el pañuelo celeste que identifica a los grupos antiabortistas junto a una supuesta frase de Quino. Alertado por sus familiares, Quino hizo pública su aclaración a través de su perfil de Facebook: "Se han difundido imágenes de Mafalda con el pañuelo azul que simboliza la oposición a la ley de interrupción voluntaria del embarazo. No la he autorizado, no refleja mi posición y solicito sea removida".

10- A diferencia de su personaje más famoso personaje, a Quino SÍ le gustaba la sopa.

viernes, agosto 28, 2020

El Baile del Vampiro: RUINA MONTIUM ¡el crowdfunding del nuevo episodio de la saga ya está en marcha!




Tras el éxito obtenido en Verkami con el anterior proyecto "El Baile del Vampiro: REDES", la saga vampírica más famosa del cómic español se propone continuar con un nuevo episodio: "Ruina Montium" que contará el origen del Vampiro Blanco, uno de sus personajes más enigmáticos.

Para ello, una vez más, quiero conseguir la financiación del proyecto vía crowdfunding.

(Nota: Si todavía no sabes lo que es un crowdfunding puedes verlo en este LINK)

Las Médulas. Año 16 A.C.

La historia comienza en la explotación minera, controlada por los romanos, de Las Médulas, en la comarca de El Bierzo (año 16 antes de Cristo)

En ella Asur (que es el verdadero nombre del Vampiro Blanco) conocerá siendo todavía un mortal a Valeria, esposa de un procónsul romano llamado Cayo Furnio. Y esa será su perdición.

Conoceremos el proceso por el cual el personaje fue vampirizado y seremos testigos del reencuentro varios siglos después, en la Nueva York del año 1976, de ambos personajes.



La ciudad de Nueva York en el año 1976.

Una historia sobre el poder, la venganza y… el poder de la sangre. Escrita por Francisco Ruizge y dibujada por Sergio Bleda.

“Ruina Montium” es una aventura autoconclusiva completamente nuevo que se podrá leer de manera independiente del resto de la saga pero que, al mismo tiempo, aporta una pieza esencial para sus seguidores de la serie “El baile del vampiro” creada por Sergio Bleda en el año 1997 publicada inicialmente por Planeta DeAgostini para la línea Laberinto.


El Vampiro Blanco. Lámina exclusiva.

Vamp Fictions. Una recompensa muy especial.


En este crowdfunding se ofrecen a los mecenas varias recompensas especiales como una lámina exclusiva del personaje principal, páginas originales, la posibilidad de aperecer en una de las viñetas y un cuadernillo a color con versiones de los personajes de Bleda realizadas por autores como Paco Roca, Man, Victor Santos, Vicente Cifuentes, David Morancho, Quim Bou, Tirso Cons, Kenny Ruiz, Raule + Roger o Enrique Fernández.









En menos de una semana hemos conseguido casi el 50% de la financiación, pero necesitamos tu ayuda para conseguir el resto.

Si quieres que esta obra exista... ¡Apóyala!

Puedes hacerlo en este enlace https://www.verkami.com/projects/27678-el-baile-del-vampiro-ruina-montium



domingo, agosto 23, 2020

Carlos.

 

Con Carlos a mi lado y mi hijo Jorel en mis brazos. En el año 2009.

Ayer me comunicaron el fallecimiento de mi amigo Carlos Climen.

Carlos era una de esas personas encantadoras que pululan por el mundillo del cómic. Siempre con una sonrisa en la cara, siempre metido en todos los saraos comiqueros de Valencia.

Junto con Sebas Gil, otro gran amigo, fue el artífice de unas tertulias de dibujantes a las que me invitaron hace años y a las que acudía, al menos durante una época de mi vida, religiosamente cada semana.

En esas reuniones surgieron varias iniciativas artísticas y culturales. Fue el germen de cosas como la AACE (de la que fue uno de sus miembros fundador, a pesar de no ser dibujante ni guionista) o la ASOVALCOM que organiza cada año las jornadas de cómic de Valencia.

También hubo muchas cervezas, barbacoas o paellas con bañito en Montserrat y, claro, viajes a uno y otro salón del cómic.

Carlos siempre se mostró dispuesto a arrimar el hombro en lo que hiciera falta, aunque la cosa, en principio, no fuera con él ni le fuera a beneficiar económicamente.

Él ya tenía un trabajo en RENFE, lo de los tebeos era pura pasión, pura afición. Se contentaba con que de vez en cuando le cayera algún dibujito. Recuerdo que una vez le regalé una Vampirella. Hoy me he enterado que la tuvo enmarcada y colgada en su casa hasta hoy mismo. Seguramente a estas horas siga allí.

Hace cinco años le diagnosticaron ELA. Una enfermedad muy cabrona que le ha ido maltratando durante este tiempo. Poco a poco fue degenerando. Primero le falló la movilidad, luego el habla... pero hasta el último momento ha tratado de seguir asistiendo a convenciones, comprando cómics y hasta yendo a conciertos de música.

Hoy en el cementerio de Valencia le hemos dicho nuestro último adiós.

Me indigna que gente tan buena y tan joven tenga que pasar por lo que el ha pasado. Me cabrea mucho. me hace perder la fe. No hay castigo para los malvados ni recompensa para los justos. Te toca la mierda que te toca y punto. Y da gracias.

Me estoy mordiendo el labio de pura rabia mientras escribo estas líneas.

Ahora mismo sólo siento rabia e impotencia. Me dan ganas de mandar a la mierda todo.

Me gustaría creer que Carlos está en un lugar mejor, rodeado de originales, de cómics, de revistas cachondas, de vinilos, de películas de la TROMA y de porno casposo.

Pero, como digo, no creo en castigos ni recompensas, y cada día que pasa me cuesta creer que haya algo después de la muerte.

Así que me contentaré con recordar a Carlos en tiempos mejores. Como el día que le presenté a mi hijo recién nacido. O cuando nos enseñó la máquina de un tren por dentro. O cuando antes de asar unas chuletas cogimos la parrilla Sebas y yo y él nos hizo una foto mientras fingíamos ser músicos de rock famosos.

Me contentaré con saber que hubo momentos en que lo pasó condenadamente bien. Y rió hasta llorar.

Querido Carlos: Has sido muy mal tratado, sobre todo al final, pero también has sido muy querido

Que la tierra te sea leve.

Y sobre todo, que te quiten lo bailao.

Y que se vayan a la mierda todos.

lunes, julio 13, 2020

Reseñas de "El Baile del Vampiro:REDES"

Como ya sabrán (y si no lo saben, se lo digo yo) "El baile del Vampiro: REDES" ha supuesto para mi la inclusión en el mercado de la autoedición (con mi propio sello "Sergio Bleda Autogestión Editorial") y el regreso de mis personajes más añorados.



Actualmente trabajo en el siguiente capítulo de mi saga vampírica (la cual confío en financiar también por crowdfunding a través de la plataforma Verkami) y pronto tendré novedades que contar, aquí y en mis rrss, pero mientras eso llega me gustaría compartir las reseñas y reacciones de "REDES" que han resultado ser, por cierto, muy positivas. Sobre todo tratándose de una obra que no cuenta con el respaldo de ninguna editorial y que tiene un canal de distribución muy limitado.

Reseña en COMIC PARA TODOS en este LINK (Esta web, además, destacó este título como uno de Los Cuatro de Junio. En este LINK

Reseña en ES LA HORA DE LAS TORTAS en este LINK

Reseña en EL HERALDO DE GALACTUS en este LINK

Reseña en GOTHAM NEWS en este LINK

Reseña en ZONA NEGATIVA en este LINK

Reseña en El libro del Destino en este LINK

Y, además, en el programa de radio de Radio 3 "La hora del bocadillo" del 6 de junio Jesús Jiménez y Jota Lynnot lo recomendaron en su sección. En este LINK (minuto 41:24)

En lo que a YouTube se refiere Pako Dominguez me entrevistó en su Tebeonauta al inicio de la campaña de Verkami (Link AQUÍ) y me reseñaron, con unboxing incluido, en Puntua Cómics (en este LINK)

En Ivoox también pueden escucharse las entrevistas que me hicieron en las Crónicas desde Sepelaci (en este LINK), Es La Hora de las tortas (LINK) y los Sabios de Tannhäuser (LINK)
Sólo me queda agradecer el apoyo de los mecenas que han hecho que esta historia exista y, también, el de los medios que han ayudado a su difusión con sus reseñas.

Muchas gracias a todos.

¡Seguimos!

miércoles, marzo 18, 2020

La acuarela en el cómic

Recientemente he realizado mi segundo curso para Domestika. Si en el primero me centraba en el entintado de cómics en este último lo hago con una de mis técnicas de coloreado favoritas: la acuarela.

En mi sección de cómics del programa "La base secreta" estuvimos recomendando algunos cómics realizados con esta maravillosa técnica.



Este es el listado de autores del que hablamos y algunas de sus obras:
Scott Hampton - "Gritos en la noche"
George Pratt- "El as enemigo"
Kent Williams- "Dime oscuro"
Jon J. Muth- "El misterio religioso"
Mark Chiarello- "Batman Houdini: El taller del diablo"
Alex Ross- "Batman: guerra contra el crimen"
Esad Ribic- "Namor en las profundidades"
Regis Loisel- "Fiestas profanas"
Max Cabanes- "La gallina ciega"
Gipi- "S."
Fernando de Felipe- "El hombre que ríe"
Man Arenas- "Yaxin"
Das Pastoras- "Castaka"
Tha- "Absurdus delirium"
Juan Gimenez- "La casta de los metabarones"
Carlos Nine- "Fantagas"
























viernes, febrero 14, 2020

De piedras, escalones, y dibujitos hechos a boli.

El 6 de febrero de 2020 el Salón del cómic de Valencia contacta conmigo por e-mail para informarme que el evento se celebrará en Feria Valencia, del 28 de febrero al 1 de marzo.
Me informan que cada autor tendrá una entrada disponible para un día, para lo que necesitarán mi nombre completo, DNI y e-mail.

Como siempre he creído que las personas deberíamos poder expresar nuestras opiniones sin temor a represalias el 7 de febrero les respondo que no me parece serio lo del pase para un sólo día, ya que cuando voy a festivales de toda Europa como al de Angouleme (del que volví la semana anterior) recibo una acreditación para todo el festival. Incluso en las convenciones valencianas de los últimos dos años, las Heroes Comic Con, recibí una acreditación para todos los días. Para mi y mi pareja.
Le comunico a la persona que me escribe que me parece absurdo que limiten a un día el pase de los autores que somos, en definitiva, quienes hacemos los cómics a los que se supone que está dedicado el festival.
Además le pido que comunique, a quien corresponda, que de continuar esa política no asistiré al festival.

No recibo ninguna respuesta.

El 10 de Febrero el creador del canal de Youtube “La botella de Kandor” sube un vídeo diciendo que él tampoco asistirá al evento (aunque por motivos distintos.)
Mientras escribo estas líneas el vídeo tiene más de 60.000 visualizaciones.



El 13 de febrero a las 8 de la mañana veo en FaceBook que algún compañero está expresando su malestar sobre el hecho de que te limiten la invitación a uno sólo de los tres días y decido unirme a él, a las 9:30, con el siguiente comunicado:

>Comunicado sobre mi asistencia al Salón del Cómic de Valencia.:
Los organizadores del Salón del cómic de Valencia han decidido restringir las acreditaciones a los autores a un sólo día. En protesta a esta medida, y a no ser que rectifiquen, no voy a asistir al festival.
Es una lástima porque me hacía ilusión ir y porque pienso que es una buena noticia tener un festival de cómics en mi propia ciudad, pero me parece absurdo que pueda ir a cualquier festival de Europa y se me proporcione una acreditación para todos los días que dure (vaya o no a firmar cómics en algún stand) y, sin embargo, en este se nos haga elegir a los autores cuál de los tres días queremos ir.
Pido perdón a los libreros con los que acordé que iría a firmar a su stand y a los lectores que quisieran encontrarse conmigo en el Salón de Cómic de Valencia.<

Dibujito a boli compartido en FaceBook por la friolera de 40 personas.

También publico en Facebook un pequeño dibujito hecho a boli en el que hago un chiste con la situación en la que nos encontramos los autores respecto a otras personas relacionadas menos con la creación y más con la promoción, como son los actores, los youtubers o los cosplayers, quienes son recibidos en las convenciones con los brazos abiertos en agravio comparativo con los creadores de historietas.

Una hora después recibo respuesta de la persona del festival que había contactado conmigo hasta ahora para aclararme que la invitacón de un sólo día es para autores que no van a firmar. Y que el motivo de restringirlo a un día es porque es “una deferencia hacia los/as autores/as que quieran visitar el salón como profesionales”. Que es una invitación profesional y que han pensado que con un día y un pase por autor es suficiente.

Esa misma mañana le contesto que ya sabía que teniendo firmas los tres días los autores tendríamos pase para todos esos días. ¡Sólo faltaba que nos hicieran pagar por ir a firmar dos de los tres días!
Le digo que yo no quiero privilegios por ir a firmar, que lo que yo quiero es que los autores, tengamos firmas o no, tengamos la posibilidad de asistir los tres días con nuestra acreditación. Como pasa en todos los festivales serios de Europa.
Añado que creo que aún están a tiempo de rectificar pero que de lo contrario no asistiré al festival, mal que me pese.


Unas tres horas después el Salón de Valencia rectifica y publica en sus redes sociales la siguiente entrada:

Estas son las condiciones actualizadas:
- La acreditación profesional es de tres días (viernes a domingo).
- Para beneficiarse de ella es necesario ser profesional.
- Haber publicado con ISBN desde enero de 2018 hasta la fecha de celebración del salón.
- Mandar un correo con nombre, email y DNI a contenidos@saloncomicvalencia.com
¡Os pedimos disculpas por la confusión y esperamos veros pronto!>

Y al mismo tiempo recibo otro e-mail menos conciliador que los anteriores.
En este se me comunica que mi comentario (como si yo fuera la única persona que comentó este asunto) en redes sociales ha tenido “un doble efecto”.
Se me dice que por un lado les hace revisar el tema y detectar que ha habido un error interno (error que ya les señalé en privado 5 días antes) que van a rectificar acreditando a todos los autores profesionales los tres días, (cosa que me parece maravillosa) pero que por el otro, ha provocado “un hondo malestar en Feria.”

Me comunican que d
ado que he “dañado al evento”, explican que no pueden invitarme “sin más”. Y, “sugieren” que la manera de solucionar esta situación es emplear de nuevo mis perfiles de rrss “para rectificar tus explicaciones y empezar de cero la relación”.
Eso si me interesa, si no, afirman “podemos dejar el tema como está.”

El evento” -continúa el mensaje- “quiere aprender y mejorar. Las personas que estamos al frente somos abiertas y dialogantes, por lo que nos hemos quedado muy sorprendidos al ver tu reivindicación aireada en público con ese tono de denuncia, así como la ilustración. Esto es un evento muy caro y como sabes no da beneficios y hacerle daño lo pone en riesgo, por lo que hemos de buscar ese equilibrio entre escuchar las sugerencias de mejora en el ámito (sic) privado, pero el salón también se ha de proteger de ataques y de personas que le hacen daño.”
¿Reivindicación aireada en tono de denuncia? ¿un evento muy caro que no da beneficios? ¿protegerse de personas que hacen daño?

Sólo dos cosas:

Primero:
Yo no he hecho nada malo. He expresado mi queja de manera educada. Primero lo hice en privado y luego, como otras personas, en mis redes sociales. ¿De verdad he podido hacer tanto daño? ¿Un post que subí a Facebook y que ha sido compartido 10 veces? ¿un dibujito hecho a boli que se compartió 40 veces?

¿Y pretenden hacerme creer que soy yo quien les he hecho daño?
No. Quienes han hecho daño al salón son ellos. No me extraña que no se lo puedan perdonar, no lo admitan y busquen un chivo expiatorio.
Pero no me encuentro cómodo expiando los errores de nadie. Bastante tengo con los míos.

Y segundo:
Lo que pretenden hacer conmigo tiene un nombre: Censura y Veto.

No me apetece entrar en polémicas. Tengo cosas más importantes que hacer en la vida. De modo que, en lo que a mi respecta, doy por zanjado este asunto.

Les dejo con una cita:
Con las piedras que me arrojáis construyo los escalones que llevan a mi casa."
Oria.









lunes, diciembre 16, 2019

Del boom al crack.


Nunca dejes que la realidad te estropee un buen titular.

En esta entrevista concedida por Benoît Drouise, más conocido como Zidrou, para Jotdown Magazine que fue publicada en enero del 2017, el popular guionista belga (más de cinco millones de álbumes vendidos en Francia, la mayoría de títulos dirigidos a lectores infantiles o juveniles) comentaba que en España “hay un problema de lectura y una falta de inversión a largo plazo.”

“En Francia – afirma -  pasaba lo mismo. Hasta que llego Miterrand a principios de los ochenta. Se pueden decir muchas cosas de François, pero este hombre promovió cosas como las noches blancas de los museos, una política de lectura con cuenta cuentos esparcidos por todo el territorio, con presupuesto para que los autores fueran a colegios públicos y privados. Promovió e impulsó la lectura y esta política ya es sistémica en Francia, y esas políticas han permitido que en veinte años Francia pasara de estar casi a la cola en lectura de cómics infantiles a entrar en el top de los cinco primeros. Hay que invertir a medio y a largo plazo. En el caso de España, hay que entrar en casa de una familia que tenga recursos, en la habitación de un chaval de once años, para ver la realidad: chavales, hijos de médicos, no tienen libros. En cambio en una familia francesa de emigrantes, los de segunda generación, sí tienen libros. Puede ser manga, una saga para adolescentes… pero leen, tienen libros.”

Recientemente vemos en el diario El País el siguiente titular:

La explosión del cómic infantil.
El “boom” de la novela gráfica ha llegado a los lectores más jóvenes. Las editoriales lanzan nuevas colecciones y sellos donde predominan las aventuras protagonizadas por chicas”

El artículo, firmado por Tereixa Constenla, comienza hablándonos del éxito de sagas literarias importadas desde fuera de España como el Diario de Greg, Geronimo Stilton y Harry Potter y de una presunta “explosión de la novela gráfica” para tratar de relacionar esos éxitos con títulos de historieta patrios prácticamente olvidados como El Capitán Trueno o los editados por una línea editorial creada en el 2017 por Norma y que ha editado (no dice en cuanto espacio de tiempo) “60 títulos de los cuales un tercio son historietas”

Si no estoy equivocado (las matemáticas nunca fueron mi fuerte) un tercio de 60 es 20. Llámenme loco, pero 20 tebeos editados (¿desde 2017 hasta hoy?) tampoco es que sea algo para tirar cohetes.

"Smile" de Raina Telgemeier. Uno de los exitosos títulos
importados desde el mercado extranjero que triunfa en España.
Posteriormente menciona la línea infantil que Astiberri prevé abrir en el tercer trimestre del próximo año, el caso de las publicaciones infantiles de Maeva Young o Dibbuks, menciona el éxito de varios autores extranjeros y poco más.

En fin, un panorama que, pese al optimismo que trata de desprender el artículo, me hace más pensar en un “crack” que en un “boom”.

Ni una palabra, por supuesto, para Jordi Bayarri y su colección científicos (en marcha desde 2012) a pesar de que sus títulos se hayan exportado a varios países, algunos de ellos cuenten con varias ediciones y con tiradas probablemente superiores a las de alguna de las editoriales mencionadas en el artículo. Imagino que su condición de autoeditor le convierte en un apestado.

Y es que, en realidad, la cosa va de eso: de tiradas. Ya hemos hablado aquí en más de una ocasión de cómo funciona esta industria y de que los autores no tenemos un salario, lo que tenemos es una percepción económica de derechos de autor ligada a la tirada, es decir, al número de ejemplares que se imprimen de cada título.

 Y está muy bien que haya interés y que la prensa dedique espacio a estos temas. Pero quizá habría que exigirle una mirada menos entusiasta y más crítica, sobre todo en lo que respecta a la situación de los creadores en general y a los creadores españoles en particular.

Porque de lo contrario se están creando falsas expectativas en los autores noveles y se está mintiendo (o como poco ocultando información) al público en general, haciéndoles creer que todo el monte es orégano cuando la realidad es bien distinta.

Porque, seamos serios, seguimos hablando de una industria, la española, raquítica, con tiradas mínimas en la que los autores seguimos sin poder ganarnos la vida en nuestro propio país. De nada sirve que se editen títulos y títulos mientras las tiradas sigan siendo de 1000 a 2000 ejemplares y a un autor le sigan pagando 3000€ por 7 meses de trabajo. 7 meses, no lo olvidemos en los que el autor tendrá que hacer frente al pago de autónomos. ¿Le salen las cuentas? A mi tampoco.

EL “boom de la novela gráfica” al que hace referencia el artículo, por cierto, tampoco nos sirvió de mucho a la mayoría de los autores. Excepto para aquellos que sean capaces de hacerse 150 páginas en un mes, claro. Lo cual nos conduce a la auto-explotación o a historietas poco trabajadas. El capitalismo no valora el trabajo reposado ni la dedicación de aquellos que pasan horas con una viñeta. Sobreviven los más rápidos, que no necesariamente son los mejores, y ni siquiera a estos les sale rentable la cosa. Al final todos los que vivimos de esto, o la mayoría, acabamos por buscar el mercado extranjero. Incluso alguno de los rápidos.

Algunos títulos de la Colección Científicos tienes ya una segunda edición.

Y que nadie crea que mis palabras encierran un ataque a compañeros capaces de trabajar más rápido de lo normal. Valoro y respeto sus obras como el que más, pero hay cosas que no pueden ser dibujadas en diez minutos, hay estilos más complejos que otros y todos los artistas deberíamos poder dedicar a nuestras obras el tiempo que creemos que necesitan para estar perfectas. Ni tendríamos que dibujar todos igual ni tendríamos obligarnos a nosotros mismos a elegir entre hacer un trabajo o hacer un buen trabajo.

No seré yo, desde luego, quien exija a mis gobernantes (incapaces ahora mismo de formar siquiera un gobierno) una inversión similar a la que comentaba Zidrou en la entrevista de Jotdown, a la que hacemos referencia al principio de este artículo.

Quienes esperasen alguna promesa electoral relacionada con medidas concretas para favorecer la cultura en nuestro país en los últimos debates electorales pueden seguir esperando. Imaginen como serán las políticas culturales de los próximos años.

Debate electoral y cultura. Dos términos contradictorios.


Personalmente, como ya saben quienes me conocen, lo único que le pido a los políticos españoles es que se disuelvan y entreguen las armas.

Tampoco es que me vaya a servir de mucho, pero al menos no me engaño a mi mismo. Pedirle una política de fomento de la lectura al estado español sería como pedirle peras al olmo.

Sí pediría, eso sí, un poquito de rigor informativo a los periodistas
Aunque probablemente el periodismo actual esté como está por las mismas razones de las que hemos estado hablando, no hay tiempo para hacer las cosas bien y es más fácil echar las campanas al vuelo, felicitarnos de lo bien que va todo, de los muchísimos títulos de cómic infantil que se editan en España y de lo maravilloso que resulta que estos estén protagonizados en su mayoría por personajes femeninos (como si el hecho de que los protagonistas de las historias sean de uno u otro género influyera en la calidad de las mismas)  que informarse sobre cuántos de esos títulos son realmente de autores españoles, de cuánto son las tiradas y de si quienes nos dedicamos a esto de las viñetas tenemos problemas, cada mes, para pagar el alquiler y dar de comer a nuestros hijos.

Lo que tengo muy claro es que me parece una ingenuidad pensar que este presunto “boom” vaya a servir para aumentar las tiradas en España y, por tanto, el pago a los artistas.
Como mucho servirá para que las editoriales españolas sigan comprando títulos producidos en mercados extranjeros. 

Las tiradas seguirán igual y, por tanto, el precio por página también.
Y si no, al tiempo.

Link al artículo de El País: AQUÍ