domingo, noviembre 11, 2007

Unos días en Londres


Hace un par de semanas, mi preciosa Ana y yo viajamos a Londres con el fin de disfrutar del efecto beneficioso de la niebla.
Siempre que pasamos por alguna ciudad nos gusta visitar a los amigos, de modo que nos acercamos al 221B de Baker Street dispuestos a mantener una agradable charla con el viejo detective y el buen doctor.
Por desgracia otros asuntos habían requerido la presencia de ambos y el anhelado encuentro no pudo tener lugar. No obstante, el ama de llaves, la señora Hudson, tuvo el detalle de dejarnos curiosear los objetos del maestro, ponernos sus sombreros y probar su pipa.
Ella misma nos hizo esta foto para que quedara constancia de nuestra visita.

El resto del viaje continuó apaciblemente y sin incidentes de mención.
Pudimos pasear con Lady Raven por la orilla del Thamesis, disfrutamos de las delicias del Soho y comimos pato en Chinatown..

Y, por supuesto, bebimos té.


Otro viaje inolvidable.

7 comentarios:

Re4nimeit dijo...

Que pasa Sherlock! xD

Julkillo dijo...

Seguro que disfrutasteis como enanos,no hay más que veros las caras.
Saludos

AnnaRaven dijo...

Me han dicho que se ha visto al maestro de los detectives siguiendo vuestra huella, por Albacete.
Con el "gorrito" característico y todo ;)
Bicos

Raule dijo...

Qué envidia, bellacos! Espero que encontraran a Lady Raven repuesta ya del mega fiestorro en su casa!

Un abrazo oso!

Sergio Bleda dijo...

Re4ni:
:)

Julkillo:
Lo pasamos genial. Fué un viaje chulísimo, la verdad.

Anna:
Eso me han contado a mí también, pero no se si creerlo.

Raule:
Un abrazo ati también, colega. No sabía nada del fiestorro, así que supongo que ya estaba totalmente recuperada.

Antonio M dijo...

Que pasada!! y os dejaban poneros los gorros y trincar la pipa? anda ya, eso es porque sois VIPS :D

Sergio Bleda dijo...

:D