viernes, enero 18, 2013

"FICOMICGATE"




Parece ser que, a partir de este año, los premios que otorga FICOMIC durante el Saló Del Cómic de Barcelona han cambiado el sistema. Esto ha causado mucho revuelo en el ya de por sí turbulento mundillo de la historieta española.

Una de las novedades es que el autor español que reciba un premio en la categoría como mejor dibujante español sólo podrá hacerlo si la obra premiada ha sido publicada originalmente en España. Es decir, si la ha realizado para una editorial española.

Esto es algo que me parece perfectamente lógico. “Dolls Killer” (por poner como ejemplo una obra propia para que nadie se sienta señalado, a pesar de que, dada su antigüedad no podría ser premiada este año) es un tebeo francés (aunque su autor, yo mismo, sea de nacionalidad española) porque está producido por una editorial francesa. Así de sencillo.

De la misma manera "Hellboy" es una película americana aunque su director sea el mexicano Guillermo del Toro.¿Me siguen?

Igual que sería muy difícil que una productora mexicana pudiera costear una producción como Hellboy, por mucho que me duela (y me duele) admitirlo, el raquítico mercado español no podría producir una obra como Dolls Killer. No por nada, sino porque en este país no existe el número suficiente de lectores como para justificar que se imprima una tirada cuyas ventas amorticen la inversión que el editor (francés en este caso) hizo y que me permitió dedicarme a la concepción de la obra durante cási un año. Lo sepan o no, los autores de cómic cobramos únicamente un porcentaje que oscila entre un 8 y un 10% del precio de venta al público, y recibimos como adelanto sobre las ventas ese porcentaje calculado sobre la mitad de la tirada. (En este otro artículo intento ahondar algo más sobre ese tema)

El mercado español se puede permitir producir obras de autores que, o bien tienen otros trabajos y realizan las historietas en su tiempo libre, o bien son muy prolíficos (si yo pudiera hacerme 200 páginitas en sólo cuatro meses otro gallo me cantaría) o bien son excepciones que tienen un gran número de seguidores detrás (como puedan ser Paco Roca o Francisco Ibáñez)

Por tanto, humildemente, pienso que lo que no tenia sentido es lo que pasaba antes. Es decir, que un autor español trabajara para una editorial francesa y fuera premiado aquí por esa obra. Un editor español no tendría por que arriesgar su dinero con autores españoles. Sólo tendría que esperar a que otro editor extranjero invirtiera su dinero en él para después comprar los derechos de su obra al 4% del precio de venta al público.

Quiero entender, entonces, que la intención de FICOMIC con este cambio es la de espolear a las editoriales españolas para que produzcan obra autóctona con autores autóctonos. Ya no vale comprarlo fuera a un 4%, amigos. Y este cambio de rumbo beneficiará, claro, a las editoriales que se la jueguen con autores de aquí.

Pero entonces, ¿qué pasa con el autor español de Dolls Killer? Ese tal Sergio Bleda, ya saben. ¿No tiene el mismo derecho que los autores españoles que han trabajado con editoriales españolas a ser premiado por su trabajo, si realmente su obra lo merece?

En teoría para eso queda el premio a la mejor obra extranjera. Y también me parece lógico que así sea.
De hecho, ya sucedió una vez que un autor español (nacido en España al menos) recibió el premio a mejor obra extranjera. Me estoy refiriendo a Sergio Aragonés, que junto a Mark Evanier recibió ese premio por “Magnor el poderoso” un cómic editado en España por Planeta DeAgostini pero producido originalmente por la norteamericana Image.
No hay motivo para pensar que no podrá repetirse algo así, ¿o es que no piensan que los autores españoles tienen calidad suficiente como para medirse con los del resto del mundo?
Mis obras extranjeras favoritas editadas el pasado año están realizadas por autores nacidos en España.

Sin embargo, es aquí donde llegamos al detonador de la polémica.
Si nos fijamos en las bases deFICOMIC, en la categoría a la que nos referimos, podemos leer que en el enunciado pone "Mejor obra extranjera publicada en España en 2012" sin especificar la nacionalidad del autor mientras que en el texto menciona claramente qie se trata de un premio "para la mejor obra de autor extranjero".

Entonces, efectivamente ahí "Dolls Killer" no entraría ni en una categoría ni en otra. Es decir, ni yo ni ningún otro compañero que haya realizado su obra para un editor extranjero podríamos ser premiados. Ni como autores nacionales ni tampoco como autores extranjeros porque, seguimos siendo españoles.

Entiendo que es un problema de redacción y que aún están a tiempo de solucionarlo. Dejando claro que se premia, por un lado, cualquier obra nacional realizada únicamente por un autor nacional para una editorial española, y por otro, cualquier obra extranjera, realizada para una editorial extranjera, independientemente de la nacionalidad de sus autores.

De lo contrario, dadas las características de nuestra Industria (?), en el que la mayoría de los que vivimos de esto trabajamos para editoriales foráneas, quedaremos en una especie de “limbo” en el que nunca podríamos ver nuestro trabajo compensado con un premio de FICOMIC.

Es como si se nos castigara porque las editoriales extranjeras piensan que nuestro trabajo es suficientemente bueno como para requerir de nuestros servicios. 

Personalmente debo decir que me la trae al pairo que mi obra pueda o no ser premiada, confieso que hace años que ni voto en estos premios ni espero ser votado, pero considero que se trata de una situación injusta y que todos los autores merecen las mismas oportunidades.

Otra metedura de pata, que también ha traído cola, es el tema del listado que la propia FICOMIC ha proporcionado a los votantes desde su página web. En él no se incluyen editoriales como “Entrecómics” (algo que el Tio Berni me confirma, en los comentarios de esta entrada, que ya han rectificado) o “¡Caramba!” (cuyo porcentaje de cómics realizados por autores españoles es superior al del resto)

Quizá este error viene porque esta lista se confecciona, me temo, sólo con datos aportados por las distribuidoras. Y, Entrecómics no se, pero, si no estoy mal informado, “¿Caramba!” no trabaja con distribuidora.

Otro lamentable error, pero que también se puede rectificar fácilmente.

La cuestión es: ¿cómo conseguir que se den por enterados? ¿alguien les ha escrito a ellos directamente? ¿o nos hemos limitado a escribir densos artículos para nuestro blog y a discutirlo entre nosotros en nuestro muro de Facebook?

Qué cosas pasan.

En la imágen:  Cartel del 31 Saló Internacional del Cómic de Barcelona, realizado por Alfonso Zapico.

ACTUALIZACIÓN 19-01-2013:
Una reflexión más sobre este tema:

Yo creo que lo más sencillo es premiar a la obra, no al autor. Sobre todo porque muchas obras están hechas por varios autores, y en ocasiones de varias nacionalidades. ¿Qué pasa si una obra editada originalmente en Francia es de guionista francés y dibujante español? ¿y qué pasa si una obra editada en España originalmente es de un guionista francés y un dibujante español, como "Capitan Sargasses" de Stygryt y Milan?

En mi opinión esa sería  la decisión más salomónica posible. "Mejor obra nacional" (independientemente de la nacionalidad de sus autores) y "mejor obra extranjera" (independientemente de la nacionalidad de sus autores) Y punto.
Nada de "Mejor obra de un autor nacional" ni "mejor obra de un autor extranjero" 
Habría que permitir la posibilidad de que un autor español, en una primera edición extranjera, optara al premio a mejor obra extranjera, de lo contrario algunos cómics como "Blacksad: Un lugar entre las sombras", que recibió el premio de Ficomic a mejor obra de autor español en el año 2001, o "Arrugas" (Rides, en el original francés) la novela gráfica de Paco Roca, publicada originalmente en 2007 por la editorial francesa Delcourt, hoy no podrían recibir ese premio. Ni ningún otro. 
SEGUNDA ACTUALIZACIÓN 19-01-2013:
Al parecer FICOMIC ha rectificado volviéndo a dejar las cosas como estaban antes del cambio de sistema y ha emitido este comunicado.
Para este viaje no necesitábamos alforjas.

8 comentarios:

Alberto López Aroca dijo...

Pues sí, qué cosas pasan...

el tio berni dijo...

Por dar un pequeño apunte como editor sobre el tema del listado de obras que ofrece Ficomic. Nuestra editorial, Entrecomics Comics, no aparecía en el listado, efectivamente, pero ha sido tan sencillo como escribirles un mail comunicándoles su ausencia y rápidamente lo han solucionado. No creemos que haya habido ningún tipo de mala fe, habrán tirado de su listado y sus fuentes de años previos y se han olvidado de una editorial recién nacida y muy pequeña. Simplemente, la organización de un salón es muy compleja y hay muchos flecos colgando, algunos de los cuales se pueden solucionar con un poco de comunicación y buena actitud por parte de todos.

RAULE dijo...

No puedo estar de acuerdo, Sergio. Si el tebeo francés "Dolls Killer" ha acabado publicándose en España y lo pueden disfrutar los lectores españoles, ¿por qué diablos no pueden votar a este tal Sergio Bleda, de Albacete, mejor dibujante español? ¿Porque la pasta originariamente la puso una editorial francesa? ¿Y eso le importa un cuerno al lector? ¿Y qué pasa con la pasta que ha puesto el editor español para que esa obra no pase desapercibida en este país tan agradecido para con sus autores?

Oriol dijo...

Yo les he escrito, otra cosa es que se den por enterados.

Sergio Bleda dijo...

Alberto:
Pues sí, pues sí...

Berni:
Gracias por la aclaración. Es lo que yo decía, no hay como hablar las cosas :)

Raule:
Como comento en mi artículo el que realmente apuesta por el autor es el que ayuda a que la obra se produzca, no el que compra sus derechos de reproducción a posteriori. La pasta que el segundo editor (español o no, eso me da igual) es considerablemente menor. Y, además, si al final FICOMIC rectifica en la manera que, creo, es la adecuada, la gente podría votar mi obra como mejor obra extranjera. La cuestión aquí es si se está votando a la obra o al autor. Si se vota a la obra, entonces da igual la procedencia del autor. Si lo que se vota es al autor, entonces dará igual quién o dónde se editó la obra.

Oriol:
Seguro que si.
Incluso se ha comentado que ya están tratando el tema. Personalmente espero que en breve rectifiquen y sea para bien. Aunque, seguro, núnca será a gusto de todos.

Toni Kudo dijo...

Personalmente, aunque sigo sin ver la necesidad del cambio, no me parecería mal que las obras votadas deban haberse publicado originariamente en España...si no fuera porque esto deja de convocatoria a los mencionados. Pero que se queden fuera "castigados" pues no.

Letrablanka Editorial, que publicamos "Let's Cook!" en noviembre, tampoco aparece. Pero también he escrito sobre ello e incluso me he permitido dar mi opinión amistosa sobre que los afectados deberían poder votarse al menos en mejor obra extranjera.

¡Saludos!

Toni Kudo dijo...

Personalmente, aunque sigo sin ver la necesidad del cambio, no me parecería mal que las obras votadas deban haberse publicado originariamente en España...si no fuera porque esto deja de convocatoria a los mencionados. Pero que se queden fuera "castigados" pues no.

Letrablanka Editorial, que publicamos "Let's Cook!" en noviembre, tampoco aparece. Pero también he escrito sobre ello e incluso me he permitido dar mi opinión amistosa sobre que los afectados deberían poder votarse al menos en mejor obra extranjera.

¡Saludos!

Sergio Bleda dijo...

Gracias por opinar, Toni.
Por cierto, FICOMIC ya ha rectificado: http://www.ficomic.com/NOTICIES/detall.cfm/ID/4860/T/comunicado-sobre-los-premios-salon-comic.htm