jueves, noviembre 16, 2006

Las Criaturas de "La Conjura de Cada Miércoles" 4: PISHACAS


Según la mitología hindú, los "pishacas", que son criaturas semejantes a los goblins pero aún más repulsivos, viven en los cementerios y atormentan preferentemente a los muertos, aunque también atacan a los vivos.

La "Enciclopedia de las cosas que nunca existieron" nos dice, además, que en realidad son vampiros y provocan enfermedades tan terribles como la lepra.

Confieso que me encanta visitar cementerios.

Supongo que debo tener cuidado con estos bichos.

8 comentarios:

flascinder dijo...

Pero si los metes en un cazo con zanahoria y un poco de coliflor y los dejas aullar durante 3 horas a fuego lento te sale un caldo riquisimo.

Todo mi pueblo sabe que con romero estan riquisimos.

Re4nimeit dijo...

xDDD
Las mejores recetas Flascinder próximamente en su librería especializada.

Sergio, pasada de bicho oiga!

Luis Amorós dijo...

Creo que ya no puedo tener los dientes más largos. Quiero leer ese comic ya!!

Sergio Bleda dijo...

"Como cocinar un Flascinder"
o "Como cocinar para un Flascider"
No se cuál de los dos pedirle a los Reyes Magos.

re4nimeit.
Es la última de las criaturas que aparece en la serie.
Bueno, queda una, pero aún no la he diseñado :)

Luis:
En un par de semanitas está a la venta.

Anónimo dijo...

A saber como se te ocurrio la idea de estos 3 albums.

Sabia lo de los cementerios, tengo una "afoto" tuya tumbado en la tumba de Jim Morrison. Todo muy bohemio.

Vosotros os cachondeais aqui del bichejo, del Batman, pero si os lo encontraseis por la calle a las 4 de la mañana os ibais a reir.

Ves tu? este no me traumatiza, porque tiene los ojillos como 2 puñaladas en un carton.

antonio m dijo...

Ese era yo. Oooops!

antonio m dijo...

Ah, si:

En Cadiz, una pishaca es una picha muy grande. Asi que este bicho es el Rocco Siffredi del bestiario.

Sergio Bleda dijo...

Usuario Anónimo:
Creo que te refieres a la foto que aparecía en el Sketchbook.
En realidad no era la tumba de Jim Morrisón, sino una tumba de un cementerio inglés muy chulo que estaba al lado de una iglesia.
La de Jim Morrisón la visité hace poco, en mi viaje a París. Pero no podías tumbarte en ella porque tenía una verja de seguridad y un vigilante perpetuo. Hasta después de la muerte hay clases. No hay muchas tumbas con guardaespaldas.

Antonio M:
Si te fijas en la entrepierna del bicho verás que no es así :)